Grúas Torre

Todo sobre
La grúa es señal inequívoca de que en ese lugar hay una obra. Y aunque el panorama de grúas ha cambiado mucho en España últimamente, éstas nunca faltan en todo pueblo o ciudad.

La grúa es un equipo o aparato de elevación electromecánico, de funcionamiento discontinuo, destinado a elevar y distribuir, en el espacio, las cargas suspendidas de un gancho o de cualquier otro accesorio de sujeción, suspendido a la vez de un carro que se desplaza a lo largo de una pluma orientable.

Tipos de grúas hay muchas y dependen de elementos tan dispares como la inclanación de la pluma, la movilidad o el sistema de montaje:

- Las grúas por el tipo de inclinación de la pluma pueden ser de pluma horizontal (las más típicas y las que todos tenemos en mente) o de pluma inclinada hasta un determinado ángulo.

- Las grúas según la movimilidad se clasifican en grúas fijas, trepadoras y desplazables en servicio.

- Y las grúas según el sistema de montaje son: grúa torre desmontable por obra y grúa torre autodesplegable.

Una grúa en una obra es fundamental y facilita en gran medida el trabajo a los operarios, ahorrando gran cantidad de tiempo y esfuerzo. Pero como todas las herramientas o equipos de trabajo en construcción, se han de seguir unas normas de uso y mantenimiento para evitar accidentes:

- Siempre, antes de empezar a trabajar, se han de limpiar los posibles derrames de aceite que puedan existir. Así como también, las zonas de trabajo deben de estar limpias y ordenadas (especialmente los raíles).

- Hay que verificar en todo momento que la grúa se encuentre estable.

- Comprobar periódicamente el correcto funcionamiento de la toma a tierra.

- Efectuar su mantenimiento y revisión cada cuatro meses, según lo que establece el RD 836/2003 y la UNE 58-101-92 parte 2.

- Respetar las distancias mínimas entre la grúa y otros elementos.

- Se han de instalar siempre en terreno compacto.

- No perder nunca de vista las cargas suspendidas durante las maniobras. Y si alguna de las maniobras u operaciones queda fuera de la vista del gruista, éste deberá tener la ayuda de alguien que le pueda indicar en todo momento.

- Utilizar siempre grúas con la marca de la CE.

- Es imprescindible el carnet de operador de grúa (gruista) para la utilización de estos equipos.

- Hay que respetar en todo momento las limitaciones de cargas del fabricante.

- Al finalizar el trabajo, se debe subir el gancho hasta el máximo y sin cargas suspendidas.

- Al finalizar la jornada, la grúa debe quedar en posición veleta.

Imagenes Liebherr

Mas noticias sobre: Construcción

Recomendar:

 

Pablo
Septiembre 17, 2009
Valora esta nota
COMENTARIOS